Parroquia de San Vicente Mártir

Sigüenza (Guadalajara), España

Página principal

Somos una parroquia católica situada en el casco viejo de la ciudad de Sigüenza, en la actual provincia de Guadalajara, Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, España. La ciudad recuperó su carácter de sede episcopal en el siglo XII.

La iglesia está dedicada a San Vicente, Diácono y Mártir, cuya fiesta se celebra el 22 de enero, siendo copatrón de la ciudad, juntamente con Santa Librada, San Roque y Nuestra Señora la Mayor.

Quiénes somos Qué hacemos Dónde estamos La parroquia y sus feligreses
Historia Arte Noticias Descargas
Pastoral Donativos Enlaces Preguntas frecuentes
Grupo de Oración Grupo de Lectura de la Biblia Movimiento Scout Católico Horario de servicios religiosos

Próximas citas
Día Motivo
Viernes 2 de Junio Grupo Lectura Creyente y Orante a las 20:00 h en el Salón Parroquial.

Llegaron las comuniones

Como todos los años celebramos las Primeras Comuniones, en una muestra de vitalidad que ya quisiéramos se pudiesen permitir muchos de los pequeños pueblos de nuestro entorno. Además, hemos sido estríctamente paritarios: tantos niños, tantas niñas. Ni uno más, ni una menos. Felicidades a Rut, Saúl, Leire, Luis, Bárbara y Roberto.

La "cara A"

La "cara B"

La Virgen Peregrina de Fátima en la parroquia

El lunes 15 de Mayo se hizo una procesión con la imagen de la Virgen peregrina de Fátima por las diversas parroquias de la ciudad. Una de sus paradas fue en San Vicente. Este año se cumple el centenario de las apariciones y el pasado día 13 el Papa Francisco canonizó a los tres videntes testigos de las mismas.

La Virgen de Fátima saliendo de la parroquia en andas

¡Felices Pascuas!

Tomándonos unos poquitos dulces tras la celebración

Vigilia Pascual. Un momento de la ceremonia de bendición del fuego

La Resurrección

¿QUÉ HACE UNA CHICA COMO TÚ…?

Cuando saliste, María, no te sorprendió el frío del amanecer. El viento penetraba por los agujeros de los harapos, que no cubrían del todo la ruina de tu carne. Sabías que no ibas a dar un agradable paseo por un jardín. No esperabas escuchar el canto de los ángeles. En tus tímpanos aún retumbaban los insultos. Tú misma habías depositado el cadáver tres días antes.

Tus pies descalzos caminaban con firmeza sobre la roca desnuda. No sabías cómo ibas a levantar la lápida. Tus manos agarraban con fuerza el frasco de la esencia de mirra y áloe. No, los guardas de la tumba no te lo iban a impedir. Estabas determinada. Ibas a derramar un perfume que no podías pagar sobre un cuerpo que ya se estaba pudriendo.

El Padre, que todo lo ve, retiró tus tirabuzones rubios. Entre el rojo y el morado encontró tus ojos cristalinos. Sobrecogido, no se atrevió a secar tus lágrimas. Lleno de admiración y respeto, el todopoderoso, se unió a ellas con gran solemnidad. Y no pudo aguantar más: te devolvió a aquél, que tan cruelmente había permitido que te arrebataran.

Tu amor, María, ya había vencido a la muerte. ¡Aleluya!

¡Feliz Pascua de Resurrección!

El Calvario o Viernes Santo

SOLO QUEDARON LAS MUJERES

Los primeros en desaparecer fueron sus apóstoles. Agachados, recogidos en el cenáculo no querían saber qué pasaba fuera. Solo Pedro se acercó hasta el atrio y, cuando lo vio enfrentado al orden establecido, no pudo reconocerlo. Habría preferido que no cambiara nada.

José de Arimatea y Nicodemo, sensatos miembros de la élite de Jerusalén, actuaron con diplomacia. Moverían hilos en palacio para salvarlo, pero mantendrían la cautela. Estaban dispuestos a ofrecer sus propiedades, eso sí, cuando ya hubiera pasado el peligro, cuando ya estuviera muerto.

Su padre, y esto es lo más doloroso, le dejó de hablar en el peor momento, cuando más lo necesitaba. Ya se estaba desangrando, no podía ni respirar.

Cuando Cristo, Dios de Dios, murió; allí, solo quedaron las mujeres, acompañadas por un joven imberbe de pelo largo. Solo ellas, llorando, resistieron la sacudida de la tierra. Solo ellas, a oscuras, sintieron cómo se rasgaba por la mitad el velo del templo.

Subida de los pasos de Cristo Atado a la Columna y La Oración del Huerto hasta San Vicente

Ya empiezan los preparativos para las procesiones de la semana que entra. En concreto y por la parte que nos toca se traen a la parroquia de San Vicente dos pasos, cuya austera estampa ilumina las calles de nuestra ciudad.

Una procesión del Domingo de Ramos en… Jerusalén

Rara vez lo hacemos, pero aprovechando que la parroquia tiene provisionalmente un corresponsal en el Medio Oriente, pues bueno será enterarse de cosillas de primera mano del lugar donde ocurrieron las cosas que rememoramos. Una de ellas es el aspecto digamos que poco convencional de la procesión del Domingo de Ramos, donde la presencia de los palestinos cristianos es muy notoria. Me imagino que la procesión original igualmente sería bastante marchosa y vista con recelo por las autoridades del momento.

Un momento de la procesión de Domingo de Ramos en Jerusalén, antes de atravesar la Puerta de los Leones

Reflexiones para la Semana Santa

Acogemos como pluma invitada a Daniel Santos, que irá componiendo reflexiones para cada paso procesional de la Semana Santa seguntina.

La Dolorosa o Sábado Santo

BORDADOS Y TERCIOPELO

Cuando llega el momento de la muerte de un ser querido, viene también el frío. En el hospital lo besas por última vez y ya no te devuelve calor. Su cuerpo está a la misma temperatura que el ambiente. En el tanatorio, la correcta iluminación, el buen gusto, la excelencia de los trabajadores (y la mampara) te alejan aún más de su cadáver. En la iglesia, la rutina y la falta de fervor en la celebración no hacen otra cosa que aumentar la tibieza.

Afortunadamente, en los funerales siempre hay un grupo selecto de personas (casi todas mujeres mayores) cuyo principal interés es acompañar a los familiares en su duelo. Nunca fallan. Son las primeras en llegar y no tienen prisa en irse. Se acercan para apretarles la mano, para darles dos besos, para agarrarlos por el brazo. Así es, piel con piel, como se va compensando la sensación gélida. El calor rebrota en el cuerpo y el ánimo resucita en el alma.

Es maravilloso observar cómo esa élite reaparece en la procesión, al final, discretamente, detrás de la Virgen. La siguen en su dolor y, a la vez, apiñadas, se protegen unas a otras de la resfrialdad del atardecer. Les llega el ruido de los tambores y del roce de los zapatos de los armados; saben que delante de ellas se está representando un drama, pero la posición que les han dejado no les permite nada más que contemplar calladas el precioso manto de María.

El Cireneo

DEJARSE AYUDAR

La práctica de la caridad es fundamental para la vida cristiana, nadie lo duda. En este momento de profunda crisis institucional y de grave descrédito de la Iglesia, las únicas instituciones católicas que mantienen cierto prestigio son las que se dedican a ayudar a los demás. Son de admirar las actividades que realizan. Comedores sociales para los hambrientos, escuelas para los niños, roperos para los desnudos, centros de escucha para los desconsolados…

La vivencia de la caridad también tiene un componente pasivo: admitir el agua de otros cuando se tiene sed, aprender de los demás reconociendo que pueden saber más que nosotros, dejar que nos corrijan cuando erramos… Esto no nos gusta tanto, porque preferimos pensar que somos los salvadores a admitir que tenemos carencias. Individualmente como cristianos y colectivamente como Iglesia, nos resulta más tranquilizador ayudar, que dejar que nos ayuden.

Jesús subiendo al calvario, permitió que un extranjero cargara la cruz con él. Solo hay un salvador, el resto debemos ser imitadores.

Cristo atado a la columna

LAS ZONAS SENSIBLES

Tu túnica estaba tirada en el patio. Atado a la columna, tu piel quedaba a disposición de los soldados. Revivo las veces que me he desnudado, que me han desnudado; para cambiarme el pañal, para bañarme, para darme un beso. No, con ropa no habría sido lo mismo. No habría quedado tan limpio. Tampoco habría sentido igual ni el agua, ni el cariño.

Es cierto, el médico también nos pide que nos desvistamos. Pero la jeringuilla y el bisturí siempre buscan producir más beneficio que daño. La agresión es terapéutica.

Vuelvo al paso y contemplo tu cuerpo: magullado por delante, herido y sangrante por la espalda. Todo me parece absurdo, es la sinrazón. Sin embargo, reconozco que también se puede buscar la intimidad, llegar a las zonas sensibles, para conseguir hacer más daño, para que duela más. Empuñar el látigo sin buscar ningún gozo, únicamente porque un caudillo poderoso lo ordena.

Paso del Beso de Judas

LA ESPAÑOLA CUANDO BESA…

… es que besa de verdad, y a ninguna le interesa besar por frivolidad". Ni siquiera las personas que pasean de noche por la Calle del Desengaño venden sus besos, porque constituyen el último recinto de sus afectos, la caja fuerte donde guardan su voluntad, el sagrario de su dignidad.
Se puede traicionar a un amigo o a un familiar por treinta monedas de plata. Si lo hacemos con un beso, entonces nos traicionamos a nosotros mismos.
Obtener el perdón de Dios es fácil, el del prójimo puede resultar difícil; lo que parece muchas veces imposible, es perdonarse a sí mismo.

Paso de La Oración del Huerto

SOMATIZACIÓN

"Somatización" es un término médico que se refiere a la manifestación física, en el cuerpo, de un mal mental. Pongamos un ejemplo: una persona tiene dolores de estómago y las pruebas no indican ninguna enfermedad, quizá se deba a que esté sufriendo ansiedad.

En el huerto de los olivos encontramos que a Cristo le ocurrió algo parecido. La anticipación de lo que le iba a ocurrir, de que le iban a asesinar, le provocó una fuerte angustia. Intentó comunicárselo a sus discípulos, que se mostraron indiferentes hasta el punto de no despertarse. Intentó encontrar un consuelo espiritual, pero el silencio del Padre fue su respuesta, y, finalmente, acabó somatizando: sudando sangre. ¿No podría haber parado aquí la cosa? Haber apartado su cáliz y manifestar su gloria. Al fin y al cabo ya sabía lo que pasamos: dolor, angustia y soledad, sin encontrar ningún sentido al sufrimiento. Sin embargo, Dios, no solo quería comprendernos mentalmente (eso siempre lo había hecho). Que lo manifestara su cuerpo ya era un paso; pero, lo que realmente deseaba era ser uno de nosotros, no cambiarnos, y para ello asumiría todas las consecuencias.

Comienzo de la Cuaresma

Un año más nos encontramos en este periodo que nos insta a ser menos superficiales, distanciándonos de muchas cosas que realmente no precisamos, aunque continuamente recibamos consignas en sentido contrario. Combinar austeridad con largueza, introspección y alegría, todos objetivos que deben ser más que buenos propósitos.

Ceremonia de imposición de la ceniza

"En la vida lo único importante es servir a Dios, reconocer su amor y acoger su salvación. Lo demás importa menos"
Atilano Rodríguez, obispo de Sigüenza-Guadalajara. Tomado de su artículo titulado "No nos engañemos" en la hoja diocesana El Eco del 5 de marzo.

Comida de confraternización

Como en anteriores años, los feligreses de San Vicente (y todos se pueden considerar incluidos) nos juntamos para la comida anual de confraternización el sábado 11 de Febrero en el restaurante Sierra Ministra.

Lo que empezó hace años como una reunión de seminaristas y los padres de los niños de catequesis se ha transformado con el tiempo en una reunión de todo aquel que quiere y puede asistir. En este caso parece que se consolida la costumbre de vernos las caras en un ambiente festivo.

Además, somos una parroquia que se parece al papado. A la comida asistieron tanto el párroco titular (D. Jesús) cómo el emérito (D. Gerardo). Es que no nos privamos de nada…

Festividad de San Vicente

Las vísperas, cómo manda la tradición, se celebra una misa, seguida por el rezo del rosario, bendición de la hoguera y las rosquillas, finalizando con la novena del santo y la adoración de la reliquia. Al día siguiente misa solemne y procesión.

Los preparativos para la hoguera

Paso de la procesión por la Plazuela de la Cárcel

Actos en honor de San Vicente Mártir

Un vez más, los Reyes son fieles a su cita con la parroquia

Y con el párroco, cómo no podía ser menos…

Parece ser que los regalos han sido un acierto

¡Bienvenido Año 2017!

Un nuevo año hace acto de presencia. Le damos la bienvenida y rogamos por que disipe los odios que aquejan a la Humanidad

¡Paz en la Tierra a todos los Hombres de Buena Voluntad!

Una imagen del belén colocado en la parroquia tomada durante la Misa del Gallo

Nuestras tradiciones

Y podemos hablar realmente de que son nuestras propiamente dichas, porque la parroquia lleva unos cuantos años participando en todas las actividades donde se la ha requerido en nuestra ciudad. En navidades, pues tocan villancicos y Belén Viviente.

En pleno villancico

Un momento del Belén

Un cachito de "En el fondo del mar", el villancico de este año

El Grupo de Lectura os desea feliz navidad

El 16 de diciembre dijimos adios al presente año, para retomarlo en el próximo, confiemos que con las mismas energías.

Los fines de curso (y los comienzos) siempre tienen un toque especial

Noticias anteriores

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con este Web, póngase en contacto con [Responsable página web].
Última modificación: 28 de Mayo de 2017.